SOBRE MI

En el 2010, llevaba 3 años de haber salido de la universidad y me encontraba en el momento de decidir si debía hacer una carrera de la profesión que estudié o dedicarme a otra cosa, de la cual aún no tenía idea. Empujado por el estrés del trabajo de oficina, decidí practicar Jiujitsu y así tener mejor condición física y fuerza, pero con la práctica me di cuenta que no tenía flexibilidad en el cuerpo, es así que empecé mi camino en el yoga. Al mantener una práctica constante, decidí que el yoga iba a ser una herramienta de autoconocimiento para el resto de mi vida. Un par de años después en el 2012, empecé a ir a sesiones de psicoanálisis con lo cual surgió un interés genuino en el tema, es así que inicié estudios teóricos en psicoanálisis lacaniano en el CID- Lima. La mente y el cuerpo, el yoga y el psicoanálisis son ese par complementario que he encontrado para de alguna forma “aligerar el caos”. Siempre y cuando uno esté dispuesto a asumir el costo de las decisiones y de la contingencia.